El ABC de las páginas web para hoteles (aspectos conceptuales)

De a poco los ejecutivos hoteleros se están percatando de lo importante que es fusionar el e-commerce con sus estrategias de negocios. Dentro de estas estrategias se debe incluir el diseño y el layout de la página web (funcionalidad y contenido). Este aspecto es vital para atraer al potencial huésped y luego vincularlo emocionalmente con el hotel.

Debe incluir un estilo que tiente y atraiga y que, a su vez, sea intuitivo y fácil de navegar. Hay que considerar ciertos elementos al diseñar el sitio. Estos elementos son:


1. Atractivo Visual:

Es esencial para cautivar a aquellos que visitan la página. Esto incluye elegir la paleta de colores correcta. El aspecto cromático es poderoso y debe estar en línea con la marca e instalaciones del hotel. Los colores pueden darle el tono, calidez y el ánimo que el hotel desea comunicar a través de su sitio o logo. También es de vital importancia agregar contenido visual: fotos, videos y tours virtuales. Se debe crear una conexión emocional con la diversa clientela. Por ejemplo, si se trata de un viajero ejecutivo querrá un hotel que muestre imágenes de gente de negocios usando las instalaciones del hotel (verse reflejado); o si se trata de gente viajando por vacaciones, que vea personajes parecidos disfrutando del spa. La funcionalidad gira sobre la proyección de uno mismo al verse en una determinada acción/situación.


2. Contenido

Generado por demanda: Es sabido que hace más de dos décadas quien establece las reglas de juego en todos los mercados es la demanda. Las empresas, con sus productos/servicios, no tienen otra opción que acatar los deseos constantemente mutantes de un público cada vez más exigente. Lo mismo sucede con el tipo de hotel que la clientela busca: que tenga determinadas prestaciones, atracciones y ubicación para convertir su estadía en algo único. Por eso en el contenido del sitio debe haber información sobre atracciones cercanas al hotel, eventos y sugerencias de las actividades que se pueden hacer en los alrededores. Recomendación: dependiendo del target primario conviene poner en la html del sitio en <meta http-equiv="keywords" content=”” frases claves que la gente pueda poner los buscadores (sobre todo Google). Si el hotel esta en Buenos Aires/Salta: “Hoteles en microcentro porteño” u “Hoteles cerca del monumento a Güemes”.


3. Navegación:

La funcionalidad del sitio debe ser intuitiva, simple y fácil de usar. El ordenamiento obvio suele ser el más útil, ya que a veces por ser original e innovar algunos hoteles cambian de lugar las diferentes opciones de la botonera confundiendo al público y desanimándolo a seguir buceando por la página. Eso se puede medir: ingresando en Google Analytics viendo la variable ATS (average time on site: tiempo promedio en el sitio) se puede determinar si se tiene una buena navegación o hay que cambiar la disposición de las características. Es de alta importancia tener varias opciones para que el cliente pueda realizar la reserva: usar tecnología para tablets y smartphones (cada vez se usan más para hacer reservas online).


 4. Flexibilidad:

La plataforma del sitio debe ser lo suficientemente manejable para adaptarse a las técnicas más modernas de programación y no perder tiempo en transitar de una versión a otra. Por ejemplo, tener la oportunidad de integrarlo con Google mashups (aplicación que usa y combina datos, presentaciones y funcionalidad procedentes de una o más fuentes para crear nuevos servicios), técnicas de mapeo e interactividad. La versatilidad de poder ver el sitio en nuevos exploradores tales como Chrome, IE9, Safari y dispositivos móviles permite mantener un alto tráfico al sitio.


5. Escalabilidad:

La sumatoria de todos los puntos anterior permite tener un ojo puesto en el futuro y sus respectivos cambios tanto en las reglas de juego impuestas por el mercado y una demanda que está en constante crisis/evolución.